681373693 info@pelvicus.es

HOMBRE

DOLOR PÉLVICO CRÓNICO

Entre los síntomas más frecuentes que describen los pacientes con dolor pélvico crónico se encuentran molestias o dolor en el periné y el ano, ardor en el perineo y ano, dolor en los testículos y el pene, dolor al eyacular, molestias al tener erección, molestias y dolor al orinar, dolor al estar sentado, dolor abdominal o en la zona del pubis, etc…

¿Cómo afecta el dolor pélvico crónico a los hombres?

Se estima que el dolor pélvico crónico puede afectar entre el 10 y el 14% de los hombres de Europa y Estados Unidos, mientras que en España el dolor pélvico crónico afecta al 16% de los hombres. El término más utilizado para referirse al dolor pélvico crónico en el hombre es el de Prostatitis Crónica Abacteriana, que representa el 95% de todas las prostatitis diagnosticadas y se calcula que el 50% de los hombres padecerá algún episodio de dolor pélvico en algún momento de su vida.

Los pacientes que padecen dolor pélvico crónico son derivados a múltiples especialistas, viéndose sometidos a numerosas pruebas. En muchos casos llegando a diagnósticos ambiguos y poco precisos.

Valoración suelo pélvico

Para establecer el diagnóstico e intentar objetivar las posibles causas nos valemos de:

  • La historia clínica
  • Escalas de valoración de severidad del dolor y los síntomas
  • La exploración física y la evaluación del síndrome de dolor miofascial
  • Pruebas electromiográficas y anestésicos para evaluar los diferentes nervios
  • También pruebas de imagen como la ecografía y la resonancia magnética. Ambas para intentar visualizar un posible atrapamiento del nervio pudendo
  • Por último pruebas de microbiología en laboratorio

Dichos diagnósticos pueden resultar ambiguos o poco precisos en gran número de casos por lo que deben ser interpretados con cautela. Por lo tanto se ha de recurrir a métodos conservadores y no quirúrgicos como primera línea de tratamiento, tales como la fisioterapia de suelo pélvico.

VALORACIÓN Y TRATAMIENTO DE FISIOTERAPIA DE SUELO PÉLVICO PARA EL DOLOR PÉLVICO CRÓNICO EN EL HOMBRE

Dolor Pélvico crónico

El fisioterapeuta especialista en suelo pélvico debe formar parte de un equipo multidisciplinar que se encargue del abordaje del dolor pélvico crónico, junto a otros especialistas. Eso es lo que recomienda la EUA (Asociación Europea de Urología) y la IASP (Asociación Internacional para el estudio del dolor). Nuestra Unidad de Dolor Pélvico Crónico dentro de la Unidad de Suelo Pélvico del Servicio de Urología del Hospital San Rafael cuenta con:

  • Fisioterapeuta especialista en suelo pélvico y dolor crónico
  • Urólogo especialista en dolor crónico
  • Psicólogo
  • Unidad de cirugía robótica especializada.

En nuestro campo, la fisioterapia, es necesaria una valoración exhaustiva mediante exploración física, palpación y ecografía funcional de las estructuras implicadas por parte de un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico y dolor pélvico crónico. Además, es de vital importancia tener en cuenta la historia clínica y personal de cada paciente, sus experiencias y el tiempo de evolución de su problema. Todo ello con el fin de establecer una línea de tratamiento adecuada según las necesidades de cada paciente en particular.

 

Fisioterapia para tratar el dolor pélvico

Existen varias técnicas y estrategias de fisioterapia para el tratamiento del dolor pélvico crónico que han sido respaldadas por la evidencia científica con prometedores resultados. Entre ellas se encuentran técnicas dirigidas a las estructuras y músculos del suelo pélvico como:

  • La mejora del control motor de los músculos del abdomen y el suelo pélvico mediante biofeedback y ecografía funcional
  • La terapia manual y la punción seca para el tratamiento del síndrome de dolor miofascial (también conocido como puntos gatillo miofasciales). Que puede influir en la sensibilización periférica y central que acompaña al dolor pélvico crónico.
  • La diatermia profunda o la electrolisis percutánea (EPI, EPTE..).

 

 

Otras técnicas van dirigidas al componente de sensibilización mediado por el sistema nervioso central que puede perpetuar el dolor pélvico en el tiempo y agravar sus síntomas. Entre ellas se se encuentran la educación al dolor crónico y la imaginería motora graduada.

La neuromodulación ecoguiada de nervios periféricos como la estimulación del nervio tibial posterior, las raíces del sacro, el nervio pudendo, el nervio femorocutáneo posterior, etc. pueden suponer un tratamiento fundamental para estos pacientes sin efectos secundarios ni riesgos para los mismos.

¿CUÁNDO EMPEZAR CON EL TRATAMIENTO DE FISIOTERAPIA?

 

Recomendamos iniciar el tratamiento multidisciplinar y de fisioterapia de suelo pélvico lo antes posible desde la aparición de los síntomas (molestias o dolor en el periné y el ano, ardor en el periné y ano, dolor en los testículos y el pene, dolor al eyacular, molestias y dolor al orinar, dolor al estar sentado, dolor abdominal, etc…).

Cuanto antes se inicie, obtendremos mejor respuesta del sistema nervioso central a los tratamientos de fisioterapia sobre el dolor pélvico crónico. Son muy comunes los pacientes en los que el dolor pélvico crónico lleva mucho tiempo, incluso años de evolución, que han sido derivados a multitud de especialistas y se han visto sometidos a distintos tratamientos médicos, farmacológicos, cirugías de atrapamiento del nervio pudendo e incluso tratamientos de fisioterapia poco adecuados. En estos pacientes las terapias son mas complejas y tardan más en apreciarse resultados pero pueden seguir siendo eficaces.

¿Te gustaría pedir una cita en nuestro centro?